ENCUESTA RÁPIDA

¿Apoya usted la convocatoria de un referéndum sobre el Tratado de Lisboa?


¿Apoya usted la convocatoria de un referéndum sobre el Tratado de Lisboa?

 

92,1%

No

 

7,9%

Total de votos 32212

INICIATIVA REFERÉNDUM EUROPEO

La Iniciativa Referéndum Europeo es una campaña para conseguir que los ciudadanos tengan derecho a votar en referéndum las modificaciones significativas de leyes que les afecten, ya sea a nivel nacional o europeo.

Más…

UN „REFERÉNDUM SOBRE LOS REMEDIOS NATURALES”

El objetivo de esta campaña es garantizar el acceso gratuito de todos los ciudadanos de la Unión Europea a remedios de salud natural

Más…

UNA EUROPA PARA EL PUEBLO, POR EL PUEBLO

El 13 de noviembre de 2007, más de 30 supervivientes del campo de exterminio de Auschwitz y otros campos de concentración nazis se reunieron en Auschwitz para celebrar un congreso de un día.

Más…

 

Enviar esta página a un amigo

Agregar a Favoritos

Imprimir esta página

 

INICIATIVA REFERÉNDUM EUROPEO

Una Europa para el pueblo, por el pueblo

¿Cuál es el contexto de esta petición?

El 13 de noviembre de 2007, más de 30 supervivientes del campo de exterminio de Auschwitz y otros campos de concentración nazis se reunieron en Auschwitz para celebrar un congreso de un día. Basándose en un credo ético personal, este fantástico grupo de personas decidió hacer valer sus «credenciales» en el debate sobre el futuro de Europa. En una ceremonia solemne compartieron sus experiencias del pasado y sugirieron la creación de una constitución para una «Europa para el pueblo, por el pueblo».

August Kowalczyk, fundador de la Fundación de la residencia de Auschwitz (Fundacja Hospicjum Oswiecim), principal organizadora de la conferencia, afirmó: «No se trata de una campaña política, sino de una cuestión de ética».

Para saber más sobre la conferencia de Auschwitz, haga clic aquí.

¿Qué exige la constitución «Europa para el pueblo, por el pueblo»?

Para manifestar su apoyo a la constitución de una «Europa para el pueblo, por el pueblo», haga clic aquí.

El objetivo principal de este documento único es proteger la vida y la salud de los ciudadanos europeos de los intereses corporativos, que obtienen beneficios multimillonarios convirtiendo el cuerpo humano en un mercado. El denominador común de estos intereses, que son principalmente los de la industria farmacéutica y la industria de los alimentos modificados genéticamente (MG), son los productos patentados que sirven a los intereses de gigantescos grupos de inversión en detrimento de la salud y las vidas de millones de personas. Por eso la constitución reclama el derecho a la salud, el derecho a la vida, el derecho a los alimentos naturales, el derecho a un entorno saludable, el respeto a la dignidad humana y la protección de los valores sociales.

Para leer el texto completo de la constitución, haga clic aquí.

¿Por qué es necesaria esta iniciativa?

Mientras se desarrolla el debate sobre el Tratado de Lisboa, los supervivientes de Auschwitz siguen dando testimonio de las consecuencias que se derivan del desprecio de las vidas humanas y las necesidades de las personas.

Se suponía que Europa tenía que construirse sobre el recuerdo del pasado y sobre el principio fundamental de una Europa para el pueblo, por el pueblo. No obstante, tal y como están las cosas, este principio cada vez se vulnera con más frecuencia y el mundo es cada vez más refractario al testimonio de los supervivientes de Auschwitz sobre el hambre y la miseria, sobre el aniquilador trabajo de esclavos, sobre la guerra y el odio, y sobre otros crímenes nazis.

Tal y como documenta ahora la página web Profit-Over-Life, cientos de miles de hombres y mujeres de toda Europa, prisioneros de los campos de concentración, perdieron la vida mientras trabajaban como esclavos durante la Segunda Guerra Mundial en nombre de la avaricia de las empresas. Y lo que es más, decenas de miles fallecieron en experimentos seudomédicos realizados con los prisioneros para obtener las patentes de diversos medicamentos para empresas farmacéuticas del cártel químico IG Farben, formado por Bayer, BASF, Hoechst y otras empresas. No obstante, los sucesores históricos del cártel IG Farben siguen siendo hoy una amenaza para las vidas de millones de personas, aunque sus medios son más sutiles.

Los agentes políticos en los grupos de intereses financieros que apoyan a la industria farmacéutica, como George Bush y Nicolas Sarkozy, nos están diciendo ahora que nos preparemos para la guerra y están hablando abiertamente de la Tercera Guerra Mundial.

Por eso, si ha habido alguna vez un momento en que los ciudadanos europeos tuvieran que reclamar el derecho a la salud, el derecho a la vida, el derecho a los alimentos naturales, el derecho a un entorno saludable, el respeto a la dignidad humana y la protección de los valores sociales, sin duda es este.